Teléfonos: 33 3641 6915 

        33 3611 1897
 

Convenio con aseguradoras

Hospital Puerta de Hierro Andares
Av. Empresarios #150, Int.2, 45116
Zapopan, Jalisco, México

Ginecólogo Certificado
DGP 1116096
CED ESP 3393091

YvcoYQOd_400x400.jpg
  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de Instagram

Dr. Roberto V Salim® 2019 - Todos los derechos reservados.

  • Dr. Roberto V. Salim

DHEA y Menopausia



La DHEA (dehidroepiandrosterona) es la hormona esteroidea más abundante en el cuerpo humano. Se secreta en las glándulas suprarrenales y es un precursor (prohormona) de otras hormonas como la testosterona, el estradiol, la progesterona y la corticosterona. Tiene efectos beneficiosos sobre el sistema inmune, efectos antiinflamatorios, anticancerígenos, mejora la función sexual, el metabolismo y el equilibrio emocional. Además mejora la función cognitiva, ayuda a combatir el estrés y reduce la grasa visceral asociada a la diabetes y la enfermedad cardiovascular.


Los niveles plasmáticos de DHEA alcanzan su valor más elevado entre los 25 y 30 años, momento a partir del cual van disminuyendo con el paso de los años. De hecho es una de las hormonas que empieza a disminuir en edades más tempranas Su inclusión como suplemento dietético no ha demostrado una mejoría notable en comparación con placebos en la regeneración de las actividades hormonales durante la vejez.


Se han demostrado los efectos benéficos en el tratamiento del lupus eritematoso sistémico.

Se dice que los suplementos de DHEA mejoran el estado de ánimo, la energía, la sensación de bienestar y la capacidad para funcionar bien en situaciones de estrés. También se considera que mejoran el desempeño deportivo, estimula el sistema inmunitario, profundiza el sueño nocturno, disminuye la concentración de colesterol, reduce la grasa corporal, desarrolla músculos, revierte el envejecimiento, mejora la función cerebral en pacientes con enfermedad de Alzheimer, aumento de la libido y disminución de los síntomas del lupus eritematoso sistémico.


Mejora metabolismo de los hidratos de carbono aumentando la eficacia de la insulina.

La suplementación de DHEA reduce la arteriosclerosis, previene la osteoporosis y mejora el bienestar físico y psicológico.


Los niveles plasmáticos “normales” de DHEA-S oscilan en una amplia franja desde los 2,17 hasta los 15,2 micromoles/litro, siendo los niveles por encima de 9,5 micromoles/litro los que se corresponden con la plenitud vital de los 25-30 años.


Su reposición (mediante una adecuada terapia de reemplazo hormonal) mejora la calidad de vida y previene las enfermedades relacionadas con el envejecimiento.


Algunos estudios también sugieren una posible actividad antifibrótica.

Envejecimiento: Para mantener los niveles de deshidroepiandrosterona podría enlentecer el proceso de envejecimiento, posiblemente mejorando el bienestar, la función cognitiva y la composición corporal.

Depresión: La deshidroepiandrosterona podría ser más eficaz para tratar la depresión en comparación con el placebo.

Osteoporosis: La investigación sugiere que la deshidroepiandrosterona podría mejorar la densidad ósea en las personas mayores con niveles bajos de deshidroepiandrosterona.

Atrofia vaginal: La investigaciónes sugieren que la deshidroepiandrosterona podría mejorar la sequedad vaginal en las mujeres posmenopáusicas.


Es probable que, con el tiempo, la deshidroepiandrosterona tenga beneficios para tratar a las personas con ciertas afecciones diagnosticadas, como insuficiencia suprarrenal y lupus. No obstante, se necesitan más estudios.


Un reciente estudio indica que los bajos niveles de DHEA se correlacionan con un mayor riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular.


Adicionalmente, la suplementación de DHEA mejora el sistema inmune, tiene efectos antiinflamatorios y anticancerígenos, mejora la función cognitiva, previene la osteoporosis y mejora el bienestar físico y psicológico.

14 vistas